Fecha: enero 5, 2024

Animales y gigantes de hasta tres metros han entrado a formar parte del mágico desfile que este viernes ha recorrido las calles del municipio repartiendo ilusión y caramelos

Zaratán vuelve a vivir una de las tardes más mágicas del año. La ilusión y un séquito de lo más divertido y sorprendente han sido los principales acompañantes de la esperada Cabalgata de Reyes, que ha vuelto a iluminar las calles de la localidad con su música y sus luces.

Antes de pasear por las principales arterias del municipio, Melchor, Gaspar y Baltasar pararon en las residencias Santa Ana y Plaza Real para repartir entre los más mayores una porción de roscón y un poquito de la magia propia de una noche tan especial.

Después, a las seis de la tarde pusieron rumbo a la Plaza Mayor, donde un séquito compuesto por animales y criaturas de hasta tres metros les esperaban junto a sus coloridas carrozas para comenzar el recorrido hasta el Polideportivo Infanta Juana.

Luces y música, caramelos voladores y la inocencia de los más pequeños fueron la tónica principal de este desfile en el que desde sus altas carrozas los Magos de Oriente iban saludando a los transeúntes.

Acabado el recorrido, los tronos de Sus Majestades ya los estaban esperando en el pabellón, listos para que los niños pudieran hacer fila y saludar y hacerse una foto con los Reyes. Además, todos los niños recibieron un pequeño regalo por parte de los tres Magos, previo a las peticiones que les habían hecho en sus cartas y que todos ellos recibirán a lo largo de la noche.

Desde el Consistorio de la localidad se ha expresado gratitud hacia todos los voluntarios, Protección Civil y participantes que hacen posible la realización de esta actividad cada año, asegurando que es «un placer ver cómo todo el municipio se involucra en la cabalgata».