Fecha: agosto 30, 2021

Este pasado fin de semana se ha producido en la localidad una ocupación, destrozos en mobiliario urbano y un contenedor incendiado tal y como denuncia su alcalde, Roberto Migallón quien hace un llamamiento a los vecinos y fuerzas del orden para “frenar esta lacra”

“No podemos permitir que vuelva a ocurrir lo que Zaratán ha vivido este fin de semana. “Así de contundente se mostraba el alcalde de Zaratán, Roberto Migallón,  tras lo acontecido estos últimos días en la localidad, y que se ha saldado con una ocupación ilegal, mobiliario urbano destrozado  y un contenedor incendiado. Unos actos vandálicos que arrancaron este pasado viernes cuando tal y como han comentado varios vecinos de la localidad, había un grupo de personas buscando ocupar alguna vivienda vacía como así fue finalmente. La presión vecinal llevó a estos amigos de lo ajeno a salir de la vivienda ocupada. La rápida actuación de los empleados municipales y de Protección Civil sellando las chapas de entrada a la vivienda impidió que los actos se repitieran.

Tras este suceso, los altercados continuaron con contenedores rodando por la calle principal de la localidad, y hasta un extintor robado fue rociado sobre un vehículo.  Estos actos vandálicos se prolongaron también en la jornada del domingo, cuando una llamada a las tres de la madrugada de varios vecinos a la Guardia Civil, llevaba a los bomberos de la Diputación de Valladolid a intervenir en el incendio de un contenedor. La rápida actuación de los efectivos evitó males mayores. Al parecer este último altercado, al igual que el destrozo de varias jardineras y papeleras de la localidad tienen origen en grupos de jóvenes que tras una noche de fiesta decidieron «disfrutar» realizando estos destrozos.

“Denunciamos estos actos vandálicos y agradecemos la actuación de todas las personas, trabajadores municipales, Protección Civil y Guardia Civil por su actuación rápida y eficaz. La ocupación ilegal tiene que frenarse y este Ayuntamiento hará lo posible para ello. Uniendo fuerzas entre todos será mucho más fácil. Hago un llamamiento a la vecindad para que si en algún momento observan algo extraño se pongan en contacto con nosotros para frenar esta lacra” ha subrayado Roberto Migallón, alcalde de Zaratán.

Por si hubiera sido poco movido el fin de semana en la localidad, el cuartel de la Guardia Civil sufría un sabotaje al encontrarse candada su entrada con un candado de bicicleta que impedía la entrada de los cuerpos de seguridad a su puesto de trabajo. Fue necesario tal y como ha denunciado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de una cizaña para poder acceder al interior, a la par que han denunciado la necesidad de “unas instalaciones dignas y adecuadas tanto para agentes como para ciudadanos”.