28 de mayo de 2024
Buscar

El Cristo del Amparo cumple cuatro siglos como principal icono de la Iglesia de San Pedro

Local

15 de noviembre de 2021

La sagrada imagen creada por Gregorio Fernández en el siglo XVII fue recientemente trasladada a la Catedral y a la Iglesia de Santiago Apóstol, siendo objeto de conmemoración por parte de las Cofradías de las Siete Palabras y de San Pedro Apóstol

Este año se cumplen nada menos que cuatro siglos desde la finalización de la sagrada imagen del Cristo del Amparo de manos de Gregorio Fernández. En conmemoración con la fecha, durante los días 5 y 12 de noviembre la Parroquia de San Pedro Apóstol de Zaratán y la Cofradía de las Siete Palabras de la capital han desarrollado diferentes actos. El Santo Cristo fue objeto de un traslado procesional, en andas, hasta la Catedral de Valladolid, donde se ha celebrado el septenario en su honor. A continuación, el viernes 12 de noviembre, la sagrada imagen volvió a procesionarse desde la Catedral y hasta la Iglesia de Santiago Apóstol.

Allí, tras una misa oficializada por el Obispo Auxiliar Luis Argüello, el propio alcalde de Zaratán, Roberto Migallón, quiso tener unas palabras en agradecimiento a dicha cofradía y parroquia organizadora, poniendo de relieve la imagen de Gregorio Fernández custodiada desde hace cuatro siglos en el templo zaratanero. Durante el traslado, asimismo, diferentes vecinos de la localidad tuvieron ocasión de portar el Cristo por invitación de las Siete Palabras; uno de ellos fue el Concejal de Cultura, Adrián Martín. En pocos días el Cristo del Amparo volverá a la parroquia de Santiago Apóstol para esperar a la primavera y volver a salir en procesión por las calles de Valladolid.

400 años de historia y un emblema de Zaratán

El Santo Cristo del Amparo fue realizado por el maestro lucense Gregorio Fernández, entre los años 1615 y 1621. Se trata de una pieza creada en madera policromada y postizos perteneciente a la Escuela Barroca Española, en concreto a la Escuela Castellana. Llena de detalles y con una magnífica elaboración, la presencia de esta escultura en el municipio responde al contrato establecido con Gregorio Fernández por Francisco Gutiérrez, alcalde de la población en su época, que dispuso la donación del crucifijo, con su correspondiente retablo, a la parroquia de la localidad. Fallecido el comitente, la obra, acordada en 2.600 reales, fue pagada por su hijo y heredero Bartolomé Gutiérrez, que el 13 de noviembre de 1621 entregaba al pintor vallisoletano Pedro de Fuertes 1.600 reales por los trabajos del dorado del retablo y por la policromía del Cristo Crucificado.

Algunos teóricos sostienen que el encargo del alcalde en su momento fue hecho en representación de Isabel Velasco de Mendoza, por entonces abadesa del monasterio cisterciense de Santa María la Real de las Huelgas de Valladolid. Se debe recordar en este sentido que el señorío o jurisdicción civil sobre Zaratán pertenececía a esta abadesa, así como que Velasco de Mendoza fue quien, en 1613, encargó a Gregorio Fernández toda la escultura del retablo de la iglesia del monasterio, entre otras piezas. Por otra parte, el retablo zaratanero se reformó en época neoclásica, siendo en 1738 cuando el crucifijo aparece mencionado como Cristo del Amparo.

Tras su presentación en público en Las Edades del Hombre de 2011, el Santo Cristo fue incorporado por la Cofradía de las Siete Palabras al paso procesional ‘Madre, ahí tienes a tu hijo’, compuesto por otras figuras. La sagrada imagen, junto a las demás que componen el paso, desfila anualmente por las calles de Valladolid el Viernes Santo, por la mañana durante el Sermón de las Siete Palabras y por la noche en la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor.

Nueva edición disponible

Hazte ya con la octava edición de la revista Zaratán al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart