Fecha: septiembre 29, 2021

El pleno aprobó unas modificaciones a las ordenanzas que, entre otras medidas, permitirán reducir la presión fiscal al pasar del 22% al 15% el tipo de gravamen del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana 

El pleno del Ayuntamiento de Zaratán de septiembre, celebrado este martes, permitió, entre otros asuntos, la aprobación de una serie de modificaciones en las ordenanzas que entrarán en vigor el próximo ejercicio de 2022. En primer lugar, se reducirá la presión fiscal al pasar del 22% al 15% el tipo de gravamen en el caso del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Impuesto de Plusvalías). Con esta medida se pretende, según el gobierno local, «ayudar a los vecinos con una disminución fiscal responsable en este momento tan crítico, a consecuencia de la crisis económica producida por el Covid-19». “La bajada de impuestos y la prioridad por nuestros vecinos son actuaciones que teníamos claro llevar a cabo desde que entramos en el gobierno el pasado mes de febrero”, defiende a su vez el alcalde, Roberto Migallón. La medida fue aprobada por unanimidad de todos los grupos con representación municipal.

Por otro lado, se llevaron a cabo varias modificaciones en las ordenanzas de precios públicos. En primer lugar, se deja sin efecto la tasa de terrazas para el próximo año 2022. «De esta manera cumplimos con nuestra palabra. La crisis se ha cebado con la hostelería y defendemos una suspensión de esta tasa como medida que permita al sector una ayuda al arrancar su ejercicio», expresó el portavoz del PP, Adrián Martín. “Hay que ayudar a impulsar el consumo en nuestros bares y restaurantes”, defiende paralelamente el Concejal de Industria, Comercio y Hostelería, Basilio Hernández.

También se modificó la ordenanza que rige las instalaciones deportivas y culturales «para dotar de herramientas a los técnicos a la hora de desarrollar las programaciones» y la que regula los precios de los espectáculos del Teatro Azarbe. Con este último cambio, se persigue «una mayor flexibilidad a la hora de organizar los espectáculos, una vez que está abierta la posibilidad de entrar en los Circuitos Escénicos de la Junta, con subvención de la administración regional». Estas tres modificaciones fueron aprobadas por unanimidad de todos los grupos.

Paralelamente, se modifica la ordenanza que rige las piscinas municipales para que, en adelante, se cobre un suplemento por la entrada a los no empadronados -provenientes en todo caso de otros municipios ajenos a la Mancomunidad de Montes Torozos- al considerarse «injusto» que los vecinos empadronados en Zaratán abonen la misma cantidad para disfrutar de este servicio. “Hay que dar prioridad a los empadronados”, afirma en este sentido el Concejal de Deportes, Carlos Cordovilla. En este caso, la medida salió adelante con los votos a favor de todos los grupos salvando la abstención del PSOE y de AIZ.

Nueva ordenanza para evitar el ruido en parques públicos

El pleno sirvió para aprobar, asimismo, la creación de una nueva ordenanza de buenas prácticas cívicas para la protección de la ciudadanía, la cual permitirá establecer un horario de ruido en los parques públicos del municipio, evitando que este se produzca en horario nocturno. Esta norma permitirá, según el gobierno local, «favorecer una convivencia social sana y ejemplar» y será una «herramienta» para que los cuerpos de seguridad del municipio puedan ejercer su actuación «de la mejor manera posible». La ordenanza salió adelante con la unanimidad de todos los grupos municipales.

La Escuela Municipal de Música verá incrementado su número de plazas

En el pleno se modificó, asimismo, el reglamento de la Escuela Municipal de Música a fin de incrementar su número de plazas «teniendo en cuenta que actualmente hay muchos niños y niñas en reserva y sin plaza». Este cambio permitirá aumentar el número de plazas totales de 80 a 120, ampliando los horarios del centro, en una iniciativa organizada por la dirección de la Escuela junto con el Consistorio. “Tenemos mucha demanda de actividades culturales. Este año hemos tenido que decir “no” a muchos vecinos porque se han quedado sin plaza y sin poder participar en nuestra amplia oferta. Por ello, estamos trabajando ya en la construcción de un nuevo edificio para poder abarcar más actividades y más usuarios en el ocio de Zaratán”, afirma el concejal de Cultura, Adrián Martín. La medida salió adelante con el voto favorable de todos los grupos municipales.