21 de julio de 2024
Buscar

Zaratán recupera una vieja fuente de finales del siglo XIX

Local

30 de junio de 2021

A la puesta de largo han acudido buena parte de la corporación municipal , encabezada por su alcalde , Roberto Migallón , en un día especial para la localidad ya que se conmemoraba la festividad de su patrón , San Pedro Apóstol.

La localidad vallisoletana de Zaratán recupera una fuente que se remonta a finales del  siglo XIX y principios del XX. El movimiento vecinal surgido hace unos años para la recuperación de esta pieza que se encontraba abandonada en una chatarrería cercana ,  unido al compromiso de la corporación municipal del Ayuntamiento ,  ha llevado a su puesta de nuevo en valor de esta pieza. Una fuente que ha sido colocada en un lateral de la Plaza Mayor  – en sus orígenes se encontraba en el centro de la plaza – y que ha contado con una inversión cercana a los 6.000 euros.

Historia de la fuente

Tal y como señala el profesor e investigador zaratanero Jesús M. Aparicio, en esta época, Zaratán sufría importantes enfermedades que hacían estragos entre las gentes del pueblo. Se trataba de enfermedades de tipo digestivo se unían a las temidas fiebres tifoideas, mermando la diezmada salud de los vecinos, sin que los galenos del momento tuvieran la posibilidad de poner remedio.

Pero a finales de la década de los años veinte del siglo pasado, la situación mejoró. Así, al atardecer del día 20 de octubre del año 1927, se producía la solemne bendición e inauguración de una nueva fuente de abastecimiento de agua potable para el pueblo. Era un agua procedente del subsuelo del monte cercano. Un agua clara y cristalina (pero aún no exenta de enfermedades), que, a través de un entramado de arquetas, llegaba hasta el mismo centro de su Plaza Mayor.

La corporación municipal que llevó a cabo esta obra, estaba presidida por el entonces alcalde D. Sancho del Campo y en la que también se encontraba, entre otros, Cirilo Aparicio García. La inauguración de la fuente tuvo tal importancia en el municipio que trajo consigo la celebración de unos festejos, que se prolongaron durante los días 20 y 21 de octubre, y que incluyeron una carrera pedestre, una gran carrera en sacos, el disparo de fuegos japoneses, la proyección de películas y sendos bailes. Se contrató, para ello, una Banda de Música, mientras que se encendieron hogueras y se dispararon cohetes y bombas reales.

Nueva edición disponible

Hazte ya con la octava edición de la revista Zaratán al Día. Haz clic sobre la imagen para verla online.

Lo último

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart